buscar

RUTA SENDERISMO CALA LLONGA - CAP DES LLIBRELL - SOL D'EN SERRA


IMPORTANT INFORMATION

Conoce Cala Llonga, Cap des Llibrell y Sol d'En Serra a través de esta preciosa ruta senderista

- Punto de partida → Cala Llonga - Tiempo aproximado → 2 horas - Distancia → 4,7 kilómetros - Desnivel → 215 metros - Puntos de interés → Antiguo poblado fenicio del Cabo des Llibrell; vértice geodésico del monte de ses Terrets a 220 metros de altitud; vértice geodésico del monte des Castellar a 184 metros de altitud - Observaciones → Ruta apta para casi todos los públicos. No se pueden llevar cochecitos de bebé. Desde el lado derecho de Cala Llonga, mirando al mar y justo al lado de la casita de la Cruz Roja, vemos un camino asfaltado que sube hacia el barrio de Can Porxet. Se trata de un camino ancho por el que los coches solo pueden subir un tramo, hasta el hotel Cala Llonga. Llegados a este punto, el asfalto se acaba y se transforma en un sendero de tierra. Continuamos por este camino principal, que nos regala unas vistas preciosas de la playa de Cala Llonga a un lado y rocas altas y esbeltas al otro. Cuando el camino se adentra en el bosque, tendremos que estar atentos ya que, a unos 100 metros de llegar a la parte más alta de la vereda, se abre un sendero a la derecha del bosque, señalizado por una fita de piedras. Lo tomamos, y tendremos el camino continuamente marcado gracias a las piedras de ambos lados. Seguimos hasta notar que el camino se desvía a la izquierda para, a unos 20 metros, encontrarnos con las antiguas ruinas de lo que podría parecer una torre de defensa. Sin embargo, de acuerdo a los expertos, se trata de una cabaña del poblado fenicio que hay cerca. Y es que desde estas ruinas hay un camino que vuelve a estar marcado con piedras a izquierda y derecha, y que nos lleva directamente al antiguo poblado fenicio del cabo des Llibrell, justo en la cima del monte de ses Terrets, donde encontraremos un vértice geodésico de 220 metros de altitud. Ahí podremos disfrutar de unas magníficas vistas: podemos ver la isla de Tagomago, los islotes des Canar y Santa Eulària, Formentera, el monte des Castellar y, muy cerca de donde nos encontramos, el Sol d'en Serra. Así, desde el poblado fenicio volvemos sobre nuestros pasos estamos atentos a la izquierda, ya que a la izquierda encontraremos dos caminos desdibujados que se adentran en el bosque. Ignoramos el primero y subimos por el segundo que, tras dar la vuelta a un pino caído, nos lleva camino mejor marcado y por el que continuaremos hasta llegar cerca del acantilado. Cerca de ahí veremos el vértice geodésico del monte des Castellar, a 184 metros de altura y que regala, como no podía ser de otra manera, unas vistas para el recuerdo. Desde ahí, hay un camino que baja y en el cual la pendiente es muy pronunciada. Hay que ir con mucho cuidado y estudiando bien donde ponemos los pies. Siguiendo el camino del bosque y manteniéndonos cerca del acantilado, llegaremos a una zona que sirve de aparcamiento para los que quieren bajar hasta la playa de Sol d'en Serra. Desde ese punto vemos que sale un camino que hacia la izquierda pasa justo por el desvío hacia la playa. Tomamos el de la derecha, que nos devuelve nuestro punto de partida: la playa de Cala Llonga.