buscar

GUÍA DE SANT JOAN DE LABRITJA


IMPORTANT INFORMATION

Las tierras de Sant Joan, atravesadas por torrentes y bancales de piedra, permiten disfrutar de la naturaleza con toda su intensidad, al igual que en sus acantilados y tramos de costa

Situado al norte de Ibiza, Sant Joan es el pueblo menos habitado de la isla. Y es que con una población de unas 4.500 personas, el municipio mantiene una forma de vida basada en la agricultura, gracias a sus extensos bosques y campos. Sus tierras, atravesadas por torrentes y bancales de piedra, permite disfrutar de la naturaleza con toda su intensidad, al igual que en sus acantilados y tramos de costa. En el municipio hay cuatro parroquias: Sant Joan, Sant Miquel, Sant Vicent y Sant Llorenç, todos ellos pequeños pueblos en los que los vecinos de toda la vida conviven con personas llegadas de todo el mundo, que han querido refugiarse en la Ibiza más rural.

La historia de pueblo está íntimamente relacionada con la de un vecino, Antoni Marí, conocido como Milá, quien en el siglo XVIII era el terrateniente más rico del lugar. Según parece, Marí era muy consciente de la necesidad de atraer población a la zona para trabajar sus tierras, por lo que decidió construir una capilla y en 1720 estaba terminada. Años más tarde, el arzobispo de Tarragona proyectó una nueva iglesia en la zona, a lo que los vecinos se negaron en rotundo. Sin embargo, el nuevo templo se construyó junto a la antigua capilla erigida por Marí.

Además, Sant Joan ofrece zonas de gran valor ecológico, como la de Es Amunts, donde conviven especies animales y vegetales endémicas. Además, en Sant Joan podrás descubrir excursiones que te harán viajar en el tiempo, como visitar las cuevas d'en Marçà o adentrarte en el yacimiento de Es Culleram, donde fue hallada la pieza arqueológicam ás importante de la historia púnica pitiusa: la diosa Tanit.

Únete a quienes ya han sucumbido a los encantos de un lugar único y natural como es e lnorte de Ibiza, piérdete por las playas, calas y caminos de Sant Joan y conoce Cala Benirràs, famosa por su ambiente hippie y sus tambores. Reconcíliate con ése concepto de Paraíso y ponle nombre. Toma la Ruta Norte y enamórate de Sant Joan.